Sebastián Mazzuchelli

Sebastián Mazzuchelli se autodefine primero como papá de Jan, y luego como un “obrero” de la cocina. Con 23 años de trayectoria que lo respaldan, se ha transformado sin duda en un referente de la gastronomía patagónica argentina.

Cipoleño de nacimiento, adoptivo de Villa Pehuenia, localidad donde el cocinero dio vida al productor, que hoy toma cuerpo en Finca Araucaria fábrica de ahumados y embutidos patagónicos de Villa Pehuenia, con distribución en todo país. Actualmente el público del Alto Valle de Rio Negro y Neuquén disfruta de su innovadora propuesta gastronómica, que toma forma en el primer Bar de Tapas y Almacén de Ahumados de la región.

Desde sus 14 años, definió su vocación. Inició sus estudios en el Instituto Argentino de Gastronomía, y no paró más. De Cipolletti, a Buenos Aires, de Buenos Aires a España, de España a Villa Pehuenia.

Hoy nadie puede discutir que Sebastián Mazzuchelli forma parte de la historia de la gastronomía Argentina, y sin duda es uno de los embajadores por excelencia de la gastronomía Patagónica en el mundo.